¿Y AHORA QUÉ?

Seguir adelante…

Todo aquel que duda de que el positivismo funciona es porque no lo tiene presente en su vida. Son palabras, pero ayudan a mantener el equilibrio y a buscar sin desfallecer nuevos principios.

Los que formamos parte del mundo positivo, nos esforzamos por mantener esa actitud (que no es nada fácil a veces) para seguir adelante en nuestras vidas con una sonrisa en la cara.

Marcas. Miedos. Dudas. Interrogantes.

Todos estamos a solas con nuestros pensamientos. Y pueden ser realmente peligrosos si dejas que te controlen. A veces son realmente poderosos y pueden llevarte a lugares oscuros donde todo está perdido. Te apagas y parece que es el final. Pero nada más lejos de la realidad!!

Ahí está la importancia de LA ACTITUD. O te encierras en ti mismo o luchas por buscar otra opción. Los cambios dan miedo a todos, sin excepción, pero en uno mismo está la opción de elegir qué tipo de persona ser.

Despiertas un día cualquiera y comienzas a hacerte preguntas. No tienes respuesta, aún. Te lo replanteas todo. Vaya! No es la primera vez! Después de darle vueltas, me doy cuenta de que no es algo negativo. Me sirve para valorar lo que he conseguido y darme cuenta de qué sueños me quedan por hacer realidad.

El camino es largo. Complejo. Como he comprobado, la felicidad es el estado ideal, el nirvana, pero se trata de una carrera de fondo. Hay que entrenar. Y muy duro. Me mantiene despierta. Estoy atenta, alerta. No quiero conformarme.

Hoy pensaba en cómo me ven los demás. Es interesante. Ante un espejo la imagen que proyectas de ti tiene diversos matices según quién la observa. Tengo muy claro qué deseo dejar de mi en los demás: honestidad y amor. Podría escribir mil palabras más, pero esas dos lo resumen muy bien.

Los últimos años de mi vida he aprendido a conocerme y aceptarme. Algo que, a simple lectura, parece relativamente fácil, pero nada más lejos. Como he escrito en otros momentos, la vida es una montaña rusa, a veces estás arriba y otras abajo. La verdad es que ahora tengo herramientas para enfrentarme a mis demonios. Pero nunca desaparecen.

Lo que SÍ SE es qué persona quiero ser. Lo que a veces me cuesta saber es qué camino recorrer. Ha sido un año bonito. Con muchas experiencias nuevas donde me he vuelto a demostrar que soy capaz de arriesgar. Pero siempre hay peros… Ahora identifico mis sentimientos y sé controlar mis emociones (un gran paso), pero ¿Y ahora qué?

Pienso. Pienso. Mi cabeza da vueltas. Estoy sola con mis pensamientos. Trato de dirigirlos hacia algo constructivo. ¿Y ahora qué? Rebota en mis entrañas.

Me da rabia. Me da rabia detenerme en pensar qué opinión tienen los demás sobre mi. Me sigue costando pedir ayuda, porque no sé qué momento es el adecuado y porque el resto tiene sus problemas. Y ¿qué ayuda es exactamente la que necesito? No quiero escuchar consejos, concretamente en estos momentos. Voy a escribir lo que mi mente me responde: eres una mujer fuerte y conocerás las respuestas que buscas en su momento. Pero mis entrañas son otra cosa. Son como orugas en pleno proceso de cambio a mariposas.

¿Qué papel deben jugar las personas que conviven con uno? Sé que no hay que esperar nada de nadie, pero creo firmemente que nadie es capaz de conseguir eso al 100%. ¿Eso significa que son egoístas? ¿O simplemente que no saben cómo hacerlo? Supongo que habrá algo de verdad en ambas. Pero también creo firmemente que podemos dar más a la gente que amamos.

El pasado lo tengo en paz. El presente me perturba hoy. El futuro deseo que cumpla alguna de mis esperanzas.

Hoy me he abierto en canal. No esperaba hacerlo, pero ha surgido sin previo aviso. Voy a darle a publicar sin más. Publico porque siempre he sido muy cerrada a abrir mi corazón y mi cabeza y me ayuda a no tener en cuenta lo que mis ideas puedan provocar en otros, desconocidos o gente que amo.

Con cariño, C.

Anuncios

2 comentarios en “¿Y AHORA QUÉ?

  1. La vida del hombre en esta tierra es un combate.La vida es el camino.
    Ante una etapa difícil,dudas,
    interrogantes,pensamientos turbulentos,
    decisiones difíciles…,el ser consciente y valiente,…es muy importante.
    Aquellos pensamientos que nos perturban y los hacemos frente,ayudan a nuestro
    crecimiento personal.
    Cuando se habla de felicidad, se piensa en la familia, en el dinero, la salud, etc. todo esto es primordial y justifica los combates por la justicia. Pero, al mismo tiempo, no extingue la búsqueda de la felicidad, y todo el mundo lo sabe. La felicidad es el fruto de un combate espiritual.(Personalmente la respuesta para mí ha sido JESUCRISTO).
    El saber pedir la ayuda que uno necesita,es dar un gran paso;se vence al orgullo y se manifiesta humildad.
    Por supuesto que nos podemos entregar más a las personas que amamos…Siempre que lo deseemos.
    Sigue así.
    Nos enseñas y eres un ejemplo a seguir.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s