Tu voz guarda un secreto

Es inútil seguir, decía ella entre lágrimas. Por más que lo intentamos sólo conseguimos hacernos daño. 

Comenzó a andar. Con pasos lentos, arrastrando sus pies. Cuando subió su mirada, tan sólo podía ver su rostro, sus caricias, sus besos. No había más. Ahora se veía arrastrada a un agujero negro lleno de cristales rotos. Le dolía el cuerpo, pero sobre todo su alma. Se sentía fuera de lugar, fuera del mundo. ¿Y ahora qué? se preguntaba una y otra vez. No recordaba lo que era una sonrisa, y menos la felicidad. Ahora todo estaba lejos. Se fue. Sabía que tendría que empezar de nuevo y , mientras le venían estos pensamientos, lloraba más fuerte. Estaba completamente rota. Rota de dolor.

Le venían múltiples recuerdos, sombríos y llenos de luz. Pero ahora sólo hay oscuridad. Se tropezó y cayó al suelo. Ya no pudo  volver a levantarse. Y se quedó ahí. Nada tenía sentido. Se encontraba dentro de un laberinto, a oscuras y sin salida. Al cabo de unas horas despertó. ¿Qué hago aquí? se preguntó. Y, de repente, sin previo aviso, el corazón dejó de latir. Sintió cómo una bofetada en la mejilla le reanimó. Comenzó a sentir los latidos de nuevo dentro de ella. No sentía nada. No recordaba nada. No sabía quién era. Comenzó a sentirse frustrada. ¿Pero, quién soy, qué hago aquí, dónde voy?

Una mano le rozó el hombre. Ella se sobresaltó y se asustó, hasta que vio a quién pertenecían esas manos. Su amiga. La abrazó fuerte, muy fuerte, y comenzó a llorar de nuevo. Ya estoy aquí y no voy a dejarte sola, le decía Lucía con una voz segura llena de ternura. Y ella se dejó llevar a ese otro y nuevo mundo, en el que había amor. Ahora toca empezar de cero, pero jamás estarás sola porque te tienes a tí y, si algún día dudas, yo cogeré tu mano de nuevo. Y recuerda, tu voz guarda un secreto y es el camino a la felicidad: cree en ti y quiérete, conseguirás todo aquello que te propongas.

Anuncios

2 comentarios en “Tu voz guarda un secreto

  1. Que tristeza y que desesperanaza !! Que dejarse ir más descorazonador!! Pero el sol, las flores, los colores y la brisa, la luz, la alegría y la paz están ahí. A un clic de la mente. Tu mente crea lo primero y puede sustituirlo por lo segundo. Que se siente más cómoda en el desamparo?? Sin duda. El cambio necesita un esfuerzo, pero tú puedes. Y PUEDES PORQUE QUIERES PODER.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s